RETAZOS

De este alma sin salida

No quedan sino retazos.

Asombrado en los sueños del exilio

Y sentenciado por la cantata final de la sangre inexplorada.


Naufragué en el amor,

Y zarpé en el desconsuelo de los marineros;

Y, en estas ramas de lo abstracto,

Coleccioné mis retazos.


Afanado en el murmullo de las aguas:

Guardé amores,

Como quien guarda esperanzas

Y recogí bellezas muertas,

Heridas por los perfumes de las tempestades.


Caminé entre hombres tristes

Y artistas sedientos de mil pechos.

¿Y de mi amor?

Encontré sino barcos desatados.


Me arrojé a los ceniceros hambrientos,

A los vasos de tristeza.

¿Y de los amores?

Solo mañas sangrientas en la espera del nunca jamás.


Caminé entre minutos ciegos

Y bares sin besos.

¿Y nuestras historias?

Llenas de retazos, descompuestos entre relojes.


Caminé entre enemigos,

Sonrisas,

Fortunas,

Mi todo,

Mi nada.

¿Y nosotros?

Envueltos en las mentiras sacramentadas

Y orquestadas

Por la infamia de lo patético.


Pero,

No es del tango esta inconsciencia;

Es de este desvergonzado silencio,

Nuestra inocencia.

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo